Nuestra Historia

Una obra en donde Cristo ha sido preeminente en todo.


La historia de la Iglesia Evangélica de UCB Villa Santa Elena es un testimonio vivo de fe y dedicación.

Los esfuerzos empezaron en 1976 por el matrimonio Phillips, junto con otras familias comprometidas. Su humilde inicio fue en una casa adquirida por la Misión Evangélica de Sud América en la Villa Santa Elena. Este fue el punto de partida de una obra que el Señor bendeciría.

Con la visión de expandir el mensaje del Evangelio, el matrimonio Hammel se unió al esfuerzo, llevando a cabo un arduo trabajo de visitación, distribución de literatura y establecimiento de contactos en la comunidad. Su dedicación se manifestó en la instalación de una capilla portátil en su patio, que pronto se convirtió en el templo de la incipiente congregación, fundando de esta manera en 1981 la obra de UCB Villa Santa Elena.

Los primeros años de la iglesia estuvieron marcados por una amplia gama de actividades y ministerios, desde la Escuela Dominical y los cultos vespertinos hasta la enseñanza del inglés, las visitas domiciliarias y las clases de la sociedad femenina. La labor misionera no se limitó a las fronteras de la comunidad, sino que se extendió a través de cursos por correspondencia, dando lugar a conversiones significativas y al surgimiento de nuevos líderes que continuarían la obra del Evangelio en lugares remotos como la isla de Chiloé.

La construcción del templo en 1993, con el apoyo de voluntarios venidos desde Washington, marcó un hito importante en la historia de la iglesia, proporcionando un espacio permanente para la adoración y la comunión de los fieles.

Desde entonces, la iglesia ha sido liderada por pastores comprometidos y un equipo pastoral dedicado, que ha guiado a la congregación con sabiduría y amor a través de los desafíos y las bendiciones de los años.

La Iglesia Evangélica de UCB Villa Santa Elena continúa siendo una luz en la comunidad que participa de diferentes lugares de Santiago, compartiendo el amor de Cristo y sirviendo como un faro de esperanza y transformación para todos aquellos que buscan la verdad.